Toxina Butolínica

Es una proteína conocida como: Toxina botulínica.

Su poder es bloquear el movimiento del músculo, que no se desea que se contraiga, es decir, relaja los músculos y evita las contracciones repetitivas, las que provocan las arrugas de expresión. y la rotura de la piel por la repetición de los gestos de la cara. Además, se emplea para otros usos médicos como el control del sudor excesivo, cefaleas crónicas, estrabismo, etc. Se inserta en el tercio superior de la cara, es decir, en la frente, entrecejo y alrededor de los ojos.

Cada zona tiene su propia técnica de pinchazo y es necesario tener un conocimiento profundo de la anatomía facial. Los resultados son visibles por su éxito a las 72h en la frente, y paulatinamente va mejorando los 12 días siguientes progresivamente.

Sí, está contraindicado en pacientes con enfermedades hepáticas, patologías autoinmunes u hormonales y durante la lactancia y embarazo. Si está planteándose este tratamiento, solicite consulta informativa con uno de nuestros médicos expertos.

LLÁMANOS


Déjanos tus datos si estás interesado en recibir un tratamiento de toxina butolínica y te contactaremos para ofrecerte información sin compromiso y una oferta en menos de 24h.





Escríbenos
💬 ¿Necesita más información?