Peeling

Un peeling es un proceso de exfoliación de la piel, que consiste en eliminar las células muertas de las capas superficiales de la piel, que en muchos casos contienen melanina y que es lo que provoca se vean manchas en la piel, que son concentraciones de melanina.

Nuestra piel consigue renovarse totalmente con un tratamiento de peeling, eliminaremos impurezas y unificaremos el tono. Además, mejoraremos la luminosidad y textura de la piel. Eliminaremos pigmentaciones faciales de evolución crónica conocidas como melasma.

TRATAMIENTO

El tratamiento puede modularse en profundidad y se diseña específicamente para las necesidades de cada paciente.

RESULTADOS

El melasma más tenue se suaviza y el más oscuro puede llegar a aclararse considerablemente.

En los días siguientes al tratamiento, la piel estará sonrosada y experimentará una exfoliación que se iniciará en 48-72 horas y durará 48-72 horas más. Recomendamos un reposo de 1 semana a 10 días para lucir perfectamente.

No se puede tomar el sol después del tratamiento y es recomendable seguir usando bloqueadores solares y cremas despigmentantes.

BEFORE

AFTER

LLÁMANOS
Déjanos tus datos si estás interesado en recibir un tratamiento de peeling y te contactaremos para ofrecerte información sin compromiso y una oferta en menos de 24h.





Escríbenos
💬 ¿Necesita más información?