Injerto hombre

La técnica del trasplante capilar se basa en el principio de recolocar el cabello desde una zona del cuero cabelludo sana, que no sufre el proceso de calvicie (zona donante), hacia el área donde se está perdiendo (zona receptora). Una vez realizado el procedimiento, el cabello trasplantado mantendrá las mismas características de su localización original, o sea, no sigue el proceso de calvicie y no se pierde.

El trasplante capilar se basa en que los folículos pilosos de la zona de la nuca son genéticamente resistentes a la calvicie. El trasplante, por tanto, se realiza con los folículos de un mismo paciente, quitándolos de la zona donante y poniéndolos en la zona receptora, es decir, donde falta pelo.
Antiguamente, el trasplante capilar se realizaba mediante “injertos”, es decir, grupos de múltiples folículos pilosos que se trasplantaban a la zona de calvicie. Era una técnica más rápida, pero el aspecto final del paciente no era el ideal, el resultado era conocido como “pelo de muñeca”.

La técnica actual es el microinjerto. Mediante esta técnica, se implantan folículos individuales, uno a uno, siendo una intervención muy laboriosa, pero que permite obtener al paciente un resultado totalmente natural.

El trasplante capilar es un procedimiento laborioso en el que intervienen unos 7-9 profesionales (1-2 médicos, 3-5 técnicos, una enfermera y una auxiliar). Para conseguir separar todos los folículos individualmente, es necesario un trabajo coordinado en equipo durante varias horas (habitualmente la cirugía dura unas 5-6 horas). No obstante, a nivel médico, el trasplante capilar es una intervención totalmente segura, que se realiza en régimen ambulatorio (el paciente no ingresa), y mediante anestesia local.


PROCEDIMIENTO

  1. Rasurado de la zona donante: El pelo de la zona donante debe ser rasurado, dejándolo con un largo aproximado de 1mm.
  2. Aplicación de anestesia local. En la región donante se aplica anestesia local, por lo que el paciente permanece despierto y consciente durante todo el procedimiento.
  3. Extracción de las unidades foliculares: Las unidades foliculares capilares se seleccionan, se revisan y se colocan para ser posteriormente injertadas. La ejecución es mínimamente invasiva.
  4. Realización del implante capilar: Se realizan los orificios por donde se van a injertar los folículos, logrando un resultado con la mayor densidad y naturalidad posible siguiendo el diseño previamente acordado entre paciente y profesional.

Si necesita más información sobre este tipo de tratamientos o desea solicitar consulta en el centro no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.

Abrir chat